Plantas para estanques

Hoy en día podemos construir un jardín en el sitio menos pensado: desde una pared vertical, como sucede con los jardines verticales, hasta dentro de un terrario con ayuda de plantas para terrario. Sin embargo, hoy vamos a hablar de las plantas para estanques y para ello necesitamos valorar el amplio abanico de posibilidades que nos brindan los distintos tipos de plantas acuáticas.

Plantas acuáticas para estanques

Las plantas para estanques pueden clasificarse en tres grandes grupos: plantas de rivera o margen, plantas flotantes y plantas profundas. Además, otro grupo denominado como plantas sumergidas también podría incluirse en nuestra clasificación pero lo cierto es que no son plantas propiamente acuáticas sino que tienen un alto grado de resistencia para poder sobrevivir largos periodos de tiempo bajo el agua.

plantas para estanques

Consejos para decorar un estanque con plantas

Pues bien, teniendo claros los diferentes grupos, a la hora de elegir nuestras plantas acuáticas debemos responder una serie de preguntas:

  • ¿De cuántas horas de sol se beneficiarán tus plantas?
  • ¿Cuáles son las medidas y la profundidad del espacio marino?
  • ¿Habrá especies animales o solo especies vegetales?

Antes de elegir las especies de plantas que mejor se ajustan a las respuestas que hemos dado a las tres preguntas anteriores, debes tener claros ciertos puntos:

No saturar el estanque y dejar espacios libres.

– Dar un cierto equilibrio con las llamadas plantas oxigenadoras. Gracias a ellas reduciremos los niveles de sales y, en consecuencia, la proliferación de especies vegetales inferiores. Algunos ejemplos de plantas oxigenadoras ideales para nuestro espacio marino son: vallisneria tortifolia, vallisneria normal, vallisneria gigantea,  elodea crispus o cerarophyllum demersum.

Garantizar la calidad del agua. Un agua turbia o sucia no es síntoma de un espacio saludable.

Plantas de rivera para estanques

Algunas de las plantas acuáticas de rivera que podemos colocar en nuestro estanque son: achorus calamus, calas, caltha palustris, cyperus alternifolius, iris sibirica, juncos glauca, glyceria variegata, pontederia cordata, scirpus cebreinus, tipha o thalia dealbata, entre otras.

Plantas flotantes para estanques

En este caso, recomendamos el jacinto de agua, la pistia o lechuga de agua o la salvinia natans, también llamada helecho de agua.

En el caso de que dispongamos de gran profundidad podemos pensar en las distintas variedades de nimphaea: gladstoniana, chromatella, carnea rosa, rose arey rosa o stellata roja, entre muchas otras.

Siguiendo nuestros consejos y tomando decisiones acertadas acerca de las especies propuestas (combinar especies fuertes con plantas oxigenadoras correctas) conseguiremos un estanque precioso, oxigenado y aparentemente saludable.

¿Qué opinas tú?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *