Plantas carnívoras

Si algo teníamos claro del mundo vegetal era que se alimentaban principalmente de los nutrientes de la tierra, pero existen unas clase de plantas que van a contracorriente de lo habitual. Se les llama popularmente por plantas carnívoras y efectivamente es un termino muy bien acuñado, hoy vamos a desvelar las curiosidades y peculiaridades más extrañas de estas especies las cuales se estima que el total de especies diferentes que existen con estas capacidades asciende a 625 localizadas por todo el mundo.

Hay que remontarse ha 1875 donde el celebre naturalista Charles Darwin publicó un estudio de una década sobre plantas carnívoras el cuál fue uno de sus trabajos mas interesantes y completos que trasladó al publico, el misterioso mundo de estas caprichosas plantas.

plantas carnivoras

Debido a la contaminación industrial se está filtrando una gran cantidad de nitrógeno a la tierra, el cuál es un importante nutriente esencial para las plantas con la consecuencia de que éstas dejan de comer insectos y de cazar debido a que les basta nutriéndose puramente por las raíces. Estos experimentos se desarrollaron en diversos países, se utilizó la Drosera ya que es muy abundante pero investigadores señalan que en un futuro algunas especies podrían extinguirse por este fenómeno.

Algunas especies soportan estupendamente bien el agua, lo cual les permite crecer debajo y otras incluso sobre pantanos o lagos llevando un estilo de vida muy tranquilo y calmado.

La mayoría de las plantas carnívoras son de un tamaño pequeño ya que tan solo comen insectos, pero alguna variedad puede superar los 40 centímetros de diámetro las cuales tienen una capacidad de poder absorber ratas o algún otro roedor, a estas aterradoras plantas se le llaman Nepenthes rajah, también existen algunas de hasta 3 metros de alto, con largas bolsas para que los insectos les sea muy difícil salir una vez dentro.

Se ha identificado que algunas clases contienen fluidos gástricos muy parecidos a los encontrados en diferentes mamíferos para conseguir la digestión.

Para que puedan moverse por si mismas y atrapar a su presa, utilizan un sistema de presión de agua sobre las células de la hoja que al cambiar, estas se tensan, algo asombroso al carecer de músculos.

En el futuro algunas de estas plantas podrían perder el titulo de carnívoras, por ejemplo el genero Heliamphora podría no considerarse carnívora ya que la absorción del alimento se basa en bacterias simbioticas y demás organismos externos a la planta, lo cual ayuda para la correcta generación de enzimas proteolíticas las cuales consiguen la degradación de proteínas, es decir, por si mismas no tienen un sistema para digerir el alimento. Por otro lado existen variedades de plantas las cuales atrapan insectos pero estos no se consiguen digerir, se cree que estas plantas se encuentran en el camino hacia las carnívoras y se les conoce con el termino de protocarnivora.

En un reciente estudio de la Universidad Tel Aviv se descubrió que podrían ser útiles contra hongos y parásitos ya que tienen propiedades fúngicas lo cual se podrá aplicar en propósitos medicinales. También la Drosera rotundifolia se esta utilizando para problemas inflamatorios y para calmar espasmos musculares, otras de sus propiedades medicinales en uso interno es como antibiótico natural. Para uso externo sirve contra afecciones de la piel gracias a sus enzimas.

En nuestro blog hemos escrito los siguientes artículos sobre plantas carnívoras: