Plantas antimosquitos y antimoscas

En todos los países del mundo existen los mosquitos y las moscas, y en la mayoría de los casos las plantas suelen ser sus grandes compañeros, pero también nos encontramos con ciertas especies de plantas antimosquitos que puede llegar a ser letales para estos rebeldes bichitos que nos pican en piernas y brazos y que pueden llegar a ser realmente molestos.

 

¿Qué tipos de plantas consideramos anti-mosquitos?

Por un lado tenemos aquellas plantas de naturaleza pegajosa en las cuáles los mosquitos se quedan literalmente pegados y mueren. También, poco comunes, están las plantas carnívoras, que encierran rápidamente a los mosquitos y moscas entre sus hojas y los mantienen allí hasta que mueren y se pudren para poder ingerir sus nutrientes y proteínas.

geranio anti moscas

Ahora bien, tanto las plantas pegajosas como las carnívoras no son el tipo de plantas que nos gustaría tener en nuestro jardín, balcón o terraza, por eso el tipo de planta más común para ahuyentar mosquitos son aquellas que expelen olores y sustancias que los mosquitos quieren bien lejos, a estas plantas podríamos llamarlas “repelentes” por su función para mantener a casi todo tipo de mosquitos.

 

Plantas antimosquitos y moscas

Tagete: Esta planta tiene un fuerte olor en las horas de tarde, y en zonas calurosas puede aguantar todo el año (en zonas frías solo en verano y primavera). Su fuerte olor no es un buen amigo para las moscas y los mosquitos y si mantienes tu jardín o casa con tagetes te darás cuenta que por las tarde no tendrás apenas insectos en casa.

Menta de Caballo: Esta planta mentolada es perenne durante todo el año y enmascara un olor que confunde y mantiene a los mosquitos lejos. Simplemente los insectos no tendrán ganas de acercarse. El efecto es similar al que logran otras plantas anti mosquitos como la Citronela (o citronella) y la menta de gato, de nombre similar.

menta de caballo para insectos

Albahaca: Esta planta es mítica en España y otros países latinos para repeler a los mosquitos. Son plantas que exigen calor (pero no excesivo) pero que también son muy agradecidas: su olor limonado y de canela ayuda como repelente si nos la frotamos en la piel, y situando albahaca cerca de puertas y ventanas evitaremos que los insectos entren en casa.

albahaca antimosquitos planta

Melisa: Esta bonita planta con nombre de mujer tiene un montón de propiedades saludables para nuestro cuerpo y organismo, pero también ayuda a repeler los mosquitos si las situamos al sol.

Lavanda: ¿No la conoces? A nuestros no tan queridos insectos no les gusta mucho el olor que desprende la lavanda, y a esto debemos añadir una gran ventaja: el olor de la lavanda sí nos gusta, y mucho, a los humanos. Sitúa lavanda en tu jardín, cerca de las ventanas, y disminuirás enormemente la cantidad de moscas que se aproximen a tu casa.

Madreselva: Son todo ventajas. Huele genial, nos recuerda a la temporada de verano y además es hermosa. Repele los pulgones, pero da buenas noticias al resto de tus plantas, ya que no es perjudicial para ellas. Puede utilizarse en infusiones para eliminar la tos, pero ten cuidado con sus frutos porque son tóxicos. Crece muy rápidamente y tiene una floración muy intensa. Además puede utilizarse como una planta trepadora para cubrir paredes y techos y conseguir más sombra.

Romero: Repele al pulgón y también sirve para evitar la caspa, como remedio natural para articulaciones con dolores, etc. Realmente no repele a los mosquitos pero te ayudará a acabar con el pulgón y es muy bueno para purgar a tus mascotas (perros).

 

¡Y eso es todo! Esperamos que estas plantas te ayuden a evitar esos molestosos insectos en tu casa sin tener que recurrir a productos artificiales que dañan el medio ambiente y contaminan.

¿Qué opinas tú?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *