Albaricoque – Propiedades, cultivo e historia

De la familia de las rosáceas, el albaricoque es originario de Asia Central. Los romanos lo descubrieron en Armenia. Será más tarde, desde el Renacimiento, introducido en Francia. En Versalles, los albaricoqueros eran las plantas más famosas del jardinero de Luis XIV, cuyo fruto era muy apreciado. Pero no fue hasta el XVIII que se desarrolló en una escala más grande.

En su hábitat natural, el albaricoque rara vez supera los 6 metros de altura. Su longevidad es de entre 40 y 45 años. Tres o cuatro años después de la siembra, empieza a dar sus frutos.

propiedades

albaricoqueHoy en día, Francia es conocida por sus variedades cualitativas de albaricoque que se adaptan bien al clima, sobre todo en el Mediterráneo climático. Puede soportar temperaturas muy bajas en invierno (-25 ° C para determinadas variedades), que se encuentran fácilmente en las regiones del norte del Loira, con las cosechas de las variedades de floración más tardía.

El nombre «albaricoque» Praecoquum malum significa «manzana temprana» y se refiere a la floración temprana. Para sacar el máximo provecho de su carne dulce, hay que vigilar recoger el albaricoque maduro. Se come tal cual, y también como mermelada o enlatada en almíbar (riquísimo).

 

Información

Nombre: Albaricoque
Nombre científico: Prunus armeniaca
Familia: Rosaceae
Tipo de planta: Árboles Frutales
Clima: Continental y mediterráneo

tipos de albaricoque

 

Cultivo y plantación del albaricoque

Las variedades más antiguas, como ‘Alberge’ o ‘Ampuis’, se pueden reproducir en primavera por la perforación de la base.

A partir de noviembre, cultive las semillas en capas en un sustrato compuesto por 50% de compost y el 50% de arena.

Quite el fondo de una olla con un poco de grava necesaria para el drenaje.

En la mezcla húmeda de tierra y arena, ponga unos pocos núcleos con un buen espaciamiento entre ellos. Cubra con la mezcla de 3 cm de espesor y vuelva a repetirlo.

Es recomendable colocarlo en el norte, cerca de una pared a ser posible.

Nota: para la laminación con éxito, asegúrese de que el sustrato es demasiado seco o demasiado húmedo. Para ello, coloque la olla en la parte superior de una capa de paja y una valla de protección.

El objetivo de este primer paso es evitar núcleos de congelación que suavizar el paso del tiempo debido a la arena fría y húmeda y la mezcla de suelo.

El monitoreo de los núcleos de germinación comienza entre febrero y marzo.

Invirtiendo la olla con cuidado, te darás cuenta de que las semillas del fondo están en una etapa más avanzada de germinación.

Cultive los brotes en macetas y espere a que los plantones echen raíces antes de plantar directamente en el suelo.

 

¿Dónde plantar el albaricoque?

Planta tu árbol de albaricoque en un lugar cálido, soleado y protegido del viento para que dé los mejores resultados. Si vives en una región con inviernos duros, colóquela preferentemente contra una pared orientada al sur.

El criterio principal para el suelo es el drenaje. El albaricoquero prospera en sustrato con buen drenaje. En particular, le gusta la luz, los suelos arenosos, pero también el suelo común, neutral o suelos calcáreos. Eso sí, no es compatible con el exceso de humedad.

 

¿Cuándo plantar un albaricoque?

Plante el albaricoque preferentemente al principio del invierno, durante los períodos de inactividad. También puede hacer la siembra en primavera (hasta mediados de abril). Asegúrese entonces, para permitirle una buena recuperación, el riego durante el verano.

Si quieres plantar varios al lado del otro, asegúrese que el espacio entre las plantas es de al menos 6 metros.

 

Cultura y mantenimiento del albaricoque

A principios de la primavera, con el objetivo de optimizar la fructificación, no dude en rascar el suelo, al pie del árbol, teniendo cuidado de no dañar las raíces superficiales y difundir el compost o estiércol descompuesto. La operación puede ser renovada en el otoño.

Excepto durante sequías muy largas, el albaricoquero plantado desde hace varios años por lo general no es necesario que se riegue. Recuerde que no es bueno al exceso de humedad y no sobrevive en un suelo constantemente húmedo.

Sin embargo, para árboles más jóvenes, sobre todo en el primer año y en el caso de la siembra a finales de invierno, riegue sus albaricoqueros con regularidad.

¿Qué opinas tú?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *